Espero que mi personaje ficticio permita ver al personaje histórico desde otro ángulo, desde una perspectiva completamente distinta,


Guinevere Glasfurd

Guinevere Glasfurd by Stefano Masse

Palabras en mis manos

Guinevere Glasfurd vive en Fens, cerca de Cambridge. Autora de cuentos y novelas cortas, su talento le valió la obtención de una beca del Consejo de las Artes de Inglaterra para escribir “Palabras en mis manos” que es su primera novela.

¿Podría explicarnos el trabajo preparatorio de investigación que realizó para escribir esta novela?

Tuve la suerte de ganar una beca del Consejo de las Artes de Inglaterra para escribir esta novela. Esto me permitió viajar a Holanda y hacer una investigación in situ de forma más profunda. La novela comienza en Amsterdam y ello me perimitó de viajar a través de Holanda y hacer investigacione smás prfundas en Deventer, Leiden, Santpoort, Amersfoort y Egmond aan den Hoef. Visité cada una de esas ciudades, me interesé de cerca en ciertos detalles y en el ambiente de cada uno de esos lugares. Comencé a imaginar a Helena y Descartes ahí. Me pregunté cómo fue posible ocultar su relación en una época donde todo se sabía, ¿quién podría haberlos ayudado? ¿A quién debían esconderle la verdad?
Leí muchísimo, el trabajo de Descartes y su correspondencia publicada fueron elementos clave para el desarrollo de la voz del personaje así como para la comprensión de su trabajo en esa época. Mucha gente tiene la idea de que Descartes era un hombre frío y distante, alguien increíblemente retraído, pero su correspondencia revela a un hombre completamente diferente. Por un lado, da la impresión de ser increíblemente ambicioso, mordaz, un hombre que no tolera a los idiotas. Pero por otro lado sus cartas están plenas de vida y muestran un aspecto diferente de él: su ánimo, su calor, su compasión y su dolor.
Internet claro, me fue también increíblemente útil. Wikipedia, por ejemplo, a digitalizado mapas del cartógrafo holandés Blaue de Amsterdam, de Leiden y de Amersfoort. Búsquenlas y hagan un acercamiento a los pequeños detalles. Me fueron de una gran utilidad cuando comencé a imaginarme el viaje de Helena.

¿Podría decirnos brevemente cómo construyó la intriga?

Fue un proceso muy interesante. Se ha escrito mucho sobre Descartes: manuales de historia, biografías, artículos, obras de vulgarización. Sin embargo, no sabemos casi nada sobre Helena Jans, empleada doméstica holandesa con la que tuvo una relación. Como la mayoría de mujeres de su clase social en esa época, su vida no fue consignada. Pero conocemos algunos detalles sea porque Descartes escribió sobre ello sea porque han sido conservados en otro tipo de documentos.
Sabemos que Descartes y Helena se conocieron en 1634 en el número 6 de la calle Westermarkt en Amsterdam. En casa del librero inglés Thomas Sergeant donde Helena trabajaba como empleada doméstica. Sabemos que un bebé fue concebido como fruto de esa relación y que en octubre de ese año fue bautizado. El registro de bautizo se encuentra en los archivos de Deventer e incluye la variante holandesa del nombre de familia de Descartes, el de Helena y el de su hija, Francine.
Dos años más tarde en 1637, una carta de Descartes revela que está todavía en contacto con Helena y que espera que ésta le responda. Esas letras, desgraciadamente, no han sido encontradas y creemos que se han perdido para siempre.
Las investigaciones más recientes indican que Helena fue parte de la vida de Descartes hasta 1645, diez años después del nacimiento de Francine.
Así, los detalles "conocidos” se convirtieron en trampolines gracias a los cuales pude construir la historia. Aunque las pruebas son limitadas, dan ganas de saber más. Sugieren también una relación duradera y no solamente el contratiempo temporal que podría representar una empleada doméstica embarazada que tendría que haber sido licenciada tan rápidamente como fuera posible.

¿Tiene un método distinto para tratar a un personaje completamente ficticio de otro que se inspire de una figura histórica?

Es una pregunta interesante. Mi novela es ficción. Cuando escribo, quiero crear personajes creíbles, complejos. Lo que es particularmente interesante con respecto a Descartes, es el gran número de prejuicios que circulan con respecto a él que lo representan como un hombre frío y distante y que yo creo que que son errados. Espero que mi personaje ficticio permita ver al personaje histórico desde otro ángulo, desde una perspectiva completamente distinta, de cuando no era aún el personaje imponente de la filosofía moderna que conocemos hoy.

¿Qué es lo que importa más en la escritura de un relato histórico: la exactitud o la resemblanza?

La novela está enraizada firmemente en la investigación histórica que constituye el fondo de la intriga. La exactitud histórica es muy importante para mí. Tengo una formación de investigación histórica y trabajé para le departamento de Historia de la BBC por algún tiempo. Sin embargo, cuando se trata de hablar de la historia de las mujeres, los archivos son a menudo silenciosos, las fuentes no están ahí porque la vida de las mujeres no era registrada como la de los hombres. Aún estoy un poco sorprendida de la poca curiosidad que los historiadores han mostrado hacia Helena.
Escribí un libro de ficción, tuve que imaginarme a Descartes, tuve que imaginarme a Helena. Al final, ¡el lector es el que decide si hice bien mi trabajo!

Haciendo un salto al presente ¿qué libros de la rentrée literaria podría recomendarnos?

Es un verdadero placer el ser publicada al momento de la rentrée literaria. Pude conocer a mi “colega” Michael Uras que ha sido publicado por la misma editorial que yo en Francia: Préludes. Su novela “Aux petits mots les grands remèdes” suena encantadora. También está “L’insouciance” de Karine Tuil y “Voici venir les réveurs” de Imbolo Mbue son libros que quisiera leer. Actualmente estoy releyendo la obra de una novelista inglesa, Jean Rhys, me gusta su concisión ya que estoy trabajando en una segunda novela, mucho más corta.

Leídos en la web (1 artículo)


me ha encantado leer Palabras en mis manos y que por supuesto la recomiendo. Una historia de amor, pasión y de la persecución de los sueños.