Nada se acaba

Leídos en la web

Nada se acaba

Exhala sensibilidad, sabiduría y lirismo, la prosa es ágil pero compleja, las escenas, inteligentes y conmovedoras, los personajes redondos... Nos acuna mientras nos traumatiza: la separación no sólo rompe familias, sino personas; los triángulos amorosos se expanden, tres vértices se quedan cortos; nadie logrará jamás conocerte del mismo modo que tú crees conocerte...

Estamos ante una de las mejores escritoras vivas y, también en esta novela, tenemos una nueva muestra de su habilidad y de su maestría. Ojalá el tiempo sea justo con ella y le otorgue el lugar que merece en el Olimpo de los Dioses. Se lo merece.

Margaret Atwood construye en 'Nada se acaba' un relato agudo y nada convencional sobre la identidad en el amor.