Donde fuimos invencibles

Leídos en la web

Donde fuimos invencibles

ya va siendo hora de visitar Suances. El amor con el que María Oruña describe esa tierra y sus gentes ha podido conmigo, y este verano aprovecharé para visitar esta villa marinera, el Palacio del Amo (o lo que quede de él), la Playa de los Locos, Villa Marina o cualquiera de los bellos parajes de “Los libros del Puerto Escondido”.

Si habéis leído las dos anteriores, ya sabéis que no va a defraudaros. Si no lo habéis hecho, es una buena ocasión para conocer a esta autora.

Con esta tercera novela queda claro que María Oruña ha venido para quedarse, y además con un estilo propio, con su particular manera de narrar, de dar cuerpo a unas historias en las que encontremos pasión, sentimientos, pasado, Historia, y lo que trata en algunos puntos de la trama seguro nos llevará a la reflexión, además de tener unos personajes muy veraces, de carne y hueso.

una novela que dura apenas un par de tardes, con la que su autora sigue apostando por el entretenimiento del lector.